El mito del Calcio y la Osteoporosis

25.05.2014 20:31

Una investigación mundial de la dieta demuestra que en las poblaciones que tienen una gran ingesta de calcio lácteos (Norteamérica, Holanda, Gran Bretaña, Escandinava), la osteoporosis (tanto como muchas otras enfermedades) es la más alta. Ni la ingestión de productos lácteos ni las pastillas suplementarias impiden la osteoporosis.

Parece que casi todos los expertos en nutrición todavía recomiendan una dieta que contenga muchos productos lácteos, muchas veces en grandes cantidades, para asegurar una buena absorción del calcio. Muchas personas creen que se tiene que consumir muchos lácteos para obtener calcio y que los productos lácteos son la mejor defensa contra la osteoporosis, una condición de pérdida de calcio u otros minerales alcalinos del esqueleto que resulta en huesos frágiles. La mayoría cree que esto ocurre sólo cuando hay poco calcio en la dieta, pero no es cierto. Todo esto es resultado de la propaganda de la industria de productos lácteos que desde hace muchas décadas nos ha engañado sobre lo “saludables” que son sus productos.

La osteoporosis no se inicia por falta de calcio en la dieta. Se inicia por un exceso de ácido en la dieta que causa que el cuerpo utilice el calcio del esqueleto. La proteína animal, las gaseosas, los medicamentos, el tabaco, la sal, el azúcar, el café y é son altamente ácidos y todos contribuyen a la osteoporosis.

Hay muchas investigaciones por todo el mundo que declaran que la osteoporosis tiene poco que ver con la ingestión de calcio, sino que lo importante es la proteína. El “British Medical Journal” ha informado de que la ingestión del calcio es completamente irrelevante respecto a la pérdida de masa ósea. El “American Journal of Clinical Nutrition” (AJCN) ha afirmado en 1970: “La osteoporosis es de hecho una enfermedad que se causa por un gran número de factores, siendo el más importante el exceso de proteína”.

Leche de Soya

Leche de Soja

Los veganos sufren menos de osteoporosis que los omnívoros. El AJCN publicó el estudio más amplio sobre osteoporosis en 1983. Los investigadores encontraron que hasta la edad de 65 años, las vegetarianas tuvieron un 18% de pérdida de hueso y las omnívoras tuvieron un 35%. Las cifras equivalentes para los varones fueron 3% y 7%, respectivamente.

El esqueleto actúa como un recipiente de calcio y otros minerales alcalinos. El nivel pH (medida de acidez o alcalinidad) sanguíneo es vital y debe permanecer constante o nos moriríamos. El cuerpo, por consiguiente, toma los minerales alcalinos del esqueleto si comemos demasiados alimentos acidificantes.